La mujer judía

¿Quién sabe 40?

El 40 aparece en muchas partes en el judaísmo y simboliza el proceso de hacer realidad algo.

¿Quién sabe 40?
¡Tengo una segulá para darles! Un remedio espiritual… tenemos toda una gama de remedios espirituales para cada dolencia y cada problema. Seguramente ustedes ya conocerán varios….
Pero, ¿qué es una segulá, un remedio espiritual?

La Torá dice: “Pues tú eres un pueblo santo para el Eterno tu D-os; D-os te eligió para que seas su pueblo elegido (segulá) de entre todas las naciones” (Deuteronomio 7:6).

Queridas Hijas del Rey: tenemos el mérito de ser parte del Pueblo de Israel, el Pueblo Elegido amado de D-os. Y Él nos dotó de características especiales, una luz Divina que brilla dentro de nosotras mientras estamos con vida y que es capaz de reparar todo lo que haga falta.

El remedio espiritual te permite descubrir qué rasgos de carácter están grabados únicamente en ti desde el día en que naciste. En el futuro, muy pronto, cuando seas mamá, tus rasgos de carácter únicos te permitirán adaptarte a tu nueva situación y cambiar, de acuerdo con tu nueva realidad. Ese es el poder de la “segulá”: del pasado al presente y del presente a un futuro mejor.
 
La segulá de los 40 días expresa lo que es la verdadera esencia de la segulá. El número 40 aparece repetido en la Torá en muchos contextos diferentes, cada uno con un común denominador, que es que los 40 días conducen a algo completo, creando una nueva realidad y un cambio de esencia que también se considera una creación.

El número 40 aparece en muchas partes:

40 años los judíos permanecieron en el desierto y pasaron de ser esclavos a ser una nación
40 días tarda el embrión en formarse.
40 seá (medida de volumen) de agua en una mikve purifican a la persona de su impureza
40 días hacen falta para quebrar un mal rasgo de carácter o predisposición
40 días Moisés rezó ante D-os para que perdonara a la nación judía y, en correspondencia con eso,
40 días nos arrepentimos, desde el 1º de Elul hasta Yom Kipur.
De hecho, el 1º de Elul Moisés subió al Cielo por 3ra vez y rezó 40 días consecutivos para que D-os perdonara a los judíos por el pecado del Becerro de Oro. D-os aceptó sus plegarias y en Yom Kipur Moisés bajó con la segundas Tablas.
A partir de ese momento, Yom Kipur fue siempre un día de perdón y de purificación.
Como ven, “segulá” no es algo así nomás sino que está basado en nuestra sagrada Torá.
Cuando uno se compromete a cumplir una mitzvá o cambiar un hábito durante 40 días, este acto posee el poder inherente de renovación y mejora. Aquellas cosas que logramos cambiar de esta manera pertenecen al ámbito de la pureza, la plegaria y el arrepentimiento. De esta manera puedes cambiar y llegar a ser una nueva mujer con una nueva realidad.
Aprovechen esta oportunidad. Cada una de ustedes sabe mejor que nadie en qué cosas tienen que mejorar. Utilicen los 40 próximos días para hacerlo y compartan su éxito y sus salvaciones con nosotros. Espero las ideas de ustedes para “resoluciones de 40 días” y otros remedios espirituales (segulot) con los que tuvieron éxito.

¡Que les vaya bien!

Con mucho amor,

Yo
 
 
Lo más leído
https://es.hidabroot.com/