Ser padres

O mis hijos o mi celular - ¡No puedo prestarles atención a los dos ¿Y ustedes cuál prefieren?

Ser padres
Brandie Wood es madre de dos mellizos: Blaine y Reilly. Viven en California. Un día ella decidió observar a sus hijos mientras jugaban y se sorprendió mucho con las dolorosas conclusiones a las que llegó. Ella compartió estas conclusiones en los medios sociales y mucha gente estuvo de acuerdo con ella. Esto es lo que compartió:

“Hoy hice un experimento y me puse a observar a mis hijos mientras estaban jugando. Me senté en un rincón de la habitación en silencio, sin decir ni una palabra. Era casi invisible. Y tenía un motivo para hacer esto. Quería ver cuántas veces iban a mirarme en busca de aprobación para lo que estaban haciendo o para ver cuál era mi reacción. Me sorprendieron mucho los resultados. Veintiocho veces mis hijos me miraron para ver si los estaba mirando, para que reaccionara y pudiera mostrarles que me importa de ellos o que estoy impresionada con lo que hacen”.

Pero entonces me di cuenta de algo muy importante: “En la era digital en la que vivimos, podría haber estado sentada frente a ellos navegando en la web con mi celular, sin prestarles atención en absoluto. Ni a lo que sentían ni a lo que pensaban y entonces no habrían visto mis reacciones a lo que hacían o no hacían. En esos momentos, no podía dejar de preguntarme a mí misma qué mensaje les estoy dando a mis hijos como madre si estoy ocupada con toda esta tecnología que nos rodea, y sin estar realmente allí para ellos”.

“Veintiocho veces mis ángeles preguntaron si el internet es más importante que ellos y si ellos tienen chances de recibir mi atención. En un mundo que nos acepta por lo que piensa que somos y no por quienes somos realmente, en el nos sentimos valorados por la cantidad de likes que recibimos y por la cantidad seguidores que tenemos, en un mundo en el que el tiempo de calidad con nuestros seres queridos pasa en aislamiento y enviando textos desde la otra habitación, les pido a todos por favor: ¡Sean diferentes!”.

Nuestras futuras generaciones dependen de nosotros para aprender cómo ser adultos. No estén demasiado ocupados con los medios sociales o con la tecnología, porque uno nunca sabe quién lo está mirando desde un costado y qué mensaje le está enviando”.
 
 
Lo más leído
https://es.hidabroot.com/